Archivo de la categoría: Mark Lanegan

Mark Lanegan – Riot In My House

Superando interludios, incluso ahora, sin cabeza y con el corazón hecho mierda. Tanto como respuestas invisibles dentro, sobreviviendo, y con la sobredosis de cero cordura de toda la vida.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Mark Lanegan

Mark Lanegan – Ode To Sad Disco

Dibujamos escenas complacientes más por pragmatismo involuntario que por movidas contingentes, para con las distintas necesidades insatisfechas que cada quien tolera a su manera. Porque respiramos el mismo sin sabor artificial en el aire que el insoportable optimismo del exitoso contemporáneo nuestro, como también en el fracasado irremediable de toda la vida.

Porque es inevitable. Ya que no hay nada más jodido para un joven de verdad que respirar desesperanza en todos lados. Ello, tratando y jugando a sonar coherente, siempre viene sobreentendido.

Del mismo modo que suelo pensar que escupir la poesía necesaria para impedir la saturación superficial del exterior, es una manera relativamente saludable, para uno mismo y las victimas de su sobre exposición sincera, con el cual comulgar. Pues no necesariamente debería remitirnos a pensamientos negativos.

Aun cuando la canción de fondo trate de manipularnos, ni cuando creemos, incluso, que la culpa puede con todas nuestras razones verdaderas al mismo tiempo.

Blues Funeral Memories

Blues Funeral Memories

Toca enfrentar un fin de semana prematuro con las energías igual de desgastadas de un domingo o lunes pasado de copas. Sin embargo, al tiempo que tratamos de entender qué coño es lo que está mal con uno y el mundo, nos enganchamos a melodías delicadamente tiernas pero incatalogablemente seductoras

Como Ode To Sad Disco acompañándonos bajo el resguardo de un satélite lunar acaparador de atención en una noche negra y helada, como todas esas malparidas por las ya clásicas primaveras insatisfechas.

Cosa que viene a cuento, que Mark Lanegan, enamorado y todo, escupiera semejante romance hecho canción por simple belleza extraoficial. Es decir, revestir sentimientos incompletos no es malo cuando se hace con todo.

Francamente, es como brillar en la oscuridad al mismo tiempo que tele transportarse a mundos propios pero ajenos. Como todas las contradicciones dignas de mención y rememoración. Ya sea porque nos encontramos jodidos o solo confundidos.

Parida del último disco del cantante, Blues Funeral (2012), que dicho sea de paso me parece una bestialidad de álbum y un título bastante original,  el tema de hoy viene a salvarnos o terminar de enterrarnos. Eso lo sabremos después, cuando la resaca termine su teatro de pasión y locura.

Mark Lanegan - Blues Funeral (2012)

Mark Lanegan – Blues Funeral (2012)

Deja un comentario

Archivado bajo Mark Lanegan

Mark Lanegan – Consider Me

Conozco un lugar donde ningún auto, tren, avión o demás, puede ir. Donde no se puede existir, pero contrariamente a lo que esto debería suponer, uno puede realmente llegar a vivir.

Abrazando su proximidad interior, como cuando antes de lavarnos las manos entre las distintas clases de intercambios, ventas, de alma y demás superficialidades-atrocidades-modernas.

Un lugar donde nadie puede ir. Salvo por medio de algún tipo extraño de conexión mental; ya sea movilizándose uno mismo desde su propio centro de gravedad-entre sueños inverosímiles, sí, pero irrevocablemente persistentes y, a su manera hasta fantásticos-, o cubriendo extensas longitudes de realidad con ese ferviente deseo de encuentro y retribución que todo lo unifica y destruye.

Sueños Humedos, Decapitado, 2013

Mark

Mark

Viernes, si, y toca celebrar. Cierto también es que hay que tener razones poderosas para hacerlo sin tener a nuestras espaldas esa jodida sensación prisa y descontrol. Ya sea por la proximidad del aterrador Lunes o simplemente por la pereza de concentrarnos con nuestras propias mentes.

Aun así, toca ser más sensibles. ¿Porque? Pues porque es la única forma de sinceramiento que conozco. Ni modo. Y para ello llega una canción como esta. Consider Me es apabullante. Y es que es romántica, melancólica y increíblemente estimulante.

Ese Mark Lanegan es un genio. La verdad. (Y es que tiene que serlo, mira que es colaborador habitual de los Queens of the Stone Age) Ya el Blues Funeral (2012) del año pasado era prueba “irrefutable” de ello.

Mark Lanegan - I'll Take Care OF You (1999)

Mark Lanegan – I’ll Take Care OF You (1999)

Ahora, si eso no es suficiente, para eso está el I’ll Take Care OF You (1999). Uff. Sinceramente, eso es poder. Un disco de esos que te perturban. Te tocan el alma. Puede también que el escenario del momento sume y etc., pero igual la contundencia jamás se olvida. Nunca.

Así que, bueno, queda ampliamente recomendado ambos discos. No hay pierde en lo absoluto. Saludos.

Deja un comentario

Archivado bajo Mark Lanegan